Adiós a un gran y solidario atleta lorquino: Regino Rodríguez

Antonio M. Díaz Rodríguez.- Dicen las sevillanas del adiós, de Amigos de Gines, que “algo se muere en el alma cuando un amigo se va”. Y eso es lo que siente hoy el deporte lorquino, que algo importante suyo se ha perdido. Hoy nos ha dejado un hombre con gran carisma dentro del atletismo, un auténtico todoterreno, y que siempre se prestaba para lo que hiciera falta cuando la causa lo requería.

Porque si algo tenía Regino es que era solidario, consiguió que personas con dificultades para poder realizar deporte pudieran sentir lo que él mismo sentía cuando se enfundaba las zapatillas, para que pudieran oler los montes de Lorca como él los olía, para que pudieran ver los paisajes que él a menudo divisaba.

Hoy tus compañeros de La Carrasca,  de Eliocroca, de Puertas Lorca,  del #retoyosipuedo, de APAT Lorca, de la ONCE, nos sentimos tristes, porque aunque algunos no compartieran club contigo todos fuimos tus compañeros, porque así se lo hacías ver a todo el mundo, y rivales. Por ese gen competitivo que tenías, por esas miradas atrás controlando al personal, con el pañuelo pirata por enseña, demostrando que si querían ganarte, había que currarlo.

Pero quien realmente te echará de menos es cada una de esas personas para las que fuiste sus pies o sus ojos alguna vez, demostrando una solidaridad evidente, recibiendo a cambio solo los agradecimientos de esas personas. Hoy, la senda de la Peñarrubia ha perdido a uno de sus baluartes. Iniciaste a muchos en las carreras de montaña, metiéndoles ese gusanillo que hace que hoy día, Lorca, se haya convertido en todo un referente en este tipo de pruebas, en cuanto a participación y organización.

Y, aunque este día sea especialmente doloroso para los amantes del deporte, y para los que te apreciamos, nos queda esa semilla solidaria que nos inculcaste, esa pasión por la montaña y esas salidas de las carreras en las que ponías el punto alegre, picándote con unos, bromeando con otros. O esas chanzas, cuando ibas a ver las carreras y nos decías “¿Para eso os ponéis las zapatillas? Eso no es correr” después de cascarnos casi 10 km con la Joëllette.

Nos queda ese recuerdo, del gran Regino Rodríguez Bermejo, atleta de Lorca, solidario, un corazón grande.

Hasta siempre Regino, ve abriendo unas cuantas sendas por el cielo para que cuando vayamos llegando los atletas tengamos por donde correr, porque no me cabe duda de que seguirás corriendo.

Antonio M. Díaz Rodríguez es atleta del Club Puertas Lorca y colaborador de LorcaTodoDeporte.es

Comentarios

Enviar comentario

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies