Adiós, “Sir” Gerrard

Raúl González o Carles Puyol, entre muchos otros emblemas de los grandes clubes del fútbol español, ya quisieran haber vivido un homenaje tan emotivo y merecido como el que disfrutó este pasado fin de semana Steven Gerrard, un icono mundial y leyenda de Anfield Road.

Todos los medios de Reino Unido destacaban ayer en sus portadas el adiós con su club del ex internacional y capitán de la selección de Inglaterra durante 14 años, eclipsando las demás noticias del día y resaltando los valores e importancia de un jugador de esta magnitud.

Tras 17 años en el Liverpool, 709 partidos, 185 goles y 10 títulos, el futbolista inglés se despedía este sábado de su afición al jugar su último partido con la camiseta del equipo de su vida, poniendo fin así a su larga etapa como emblema y referente de la institución.descarga

El volante de 34 años defenderá la próxima temporada la camiseta de Los Angeles Galaxy en la MLS. “Voy a extrañar mucho esto”, afirmó en la despedida que le hizo el club antes y después de la derrota en la Premier League con el Crystal Palace por 1-3, dejando a los Diablos Rojos sin opciones de disputar la Liga de Campeones la próxima campaña, aunque esto pasase a un segundo plano. Porque, más allá del resultado, lo que verdaderamente esperaban todos en Anfield Road era despedir a su gran emblema. Por eso, los jugadores de ambos equipos hicieron antes del partido un pasillo de honor al capitán; un gesto de educación y respeto que en ocasiones se echa en falta en España. Gerrard saltó al césped acompañado de sus hijas Lourdes, Lexie y Lilly-Ella, mientras los hinchas en las tribunas hacían mosaicos en su honor. images

“The Kop” estuvo como siempre, a la altura de las grandes citas, y se “vistió” con las siglas S8G, en referencia al dorsal y nombre del jugador, y en la grada principal se podía leer “Captain”. Entre los 44.673 espectadores también estaban varios ex jugadores del club, así como el ex entrenador francés Gerard Houllier, quien hizo debutar a Steven en un duelo contra el Blackburn Rovers en noviembre de 1998.

“Es un sentimiento muy extraño. He estado temiendo este momento. Voy a extrañar mucho Anfield”, dijo Steven Gerrard al final del partido. “He amado cada minuto. Estoy absolutamente devastado. No voy a volver a jugar de nuevo frente a estos aficionados”, agregó de cara a los hinchas y a sus compañeros, que decidieron ponerse una camiseta del Liverpool con el 8 en la espalda.

150516230705_sp_steven_gerrard_anfield_624x351_ap

Además, Steven Gerrard se acordó de todos los que lo ayudaron en el club en los últimos 17 años. “Hay mucha gente para nombrar. Agradecer a todos los compañeros que he tenido y que me hicieron ser el jugador que soy ahora. Guardaría mi último agradecimiento a la gente más importante en el club. Estos aficionados te animan más que cualquier otro. Por eso, antes de irme, antes de que aparezcan las lágrimas, quiero decir que he jugado frente a la mayoría de aficiones del mundo y déjenme decirles que ustedes son los mejores”, concluyó antes de dar una vuelta olímpica junto a sus hijas.

Un adiós merecido, con pequeños grandes detalles que diferencian a Inglaterra de España en algunas ocasiones, con el buen ejemplo inglés de señorío y Fair Play que resalta en este deporte. Podrían tomar ejemplo los grandes clubes de este país, y despedir a la altura del fútbol de sus botas, de su compromiso, sacrificio y valores, a leyendas como Xavi o Casillas, que pronto tomarán el camino del capitán “Red”. Steven Gerrard, con esta afición, “you’ll never walk alone”.

Artículo de Cynthia López Guevara, colaboradora de LorcaTodoDeporte.es en Londres 

Fotos de agencias

Comentarios

Enviar comentario

Deja un comentario

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies