El lorquino Sánchez Martínez debutará el sábado pitando en Anoeta

Aunque el Lorca Deportiva de Unai Emery estuvo muy cerca de lograrlo en la temporada 2005/2006, ningún equipo de Lorca ha jugado en Primera División. Pero un árbitro de la “Ciudad del Sol” sí que estará entre los mejores futbolistas de la “Liga de las Estrellas”. El próximo sábado 29 de agosto a las 6:30 de la tarde (Canal + Liga), José María Sánchez Martínez debutará a los 31 años como colegiado de la Liga BBVA, impartiendo justicia en el encuentro entre Real Sociedad y Sporting de Gijón. Tanto donostiarras como gijoneses empataron a cero en la 1ª jornada de Liga, disputada el pasado fin de semana, ante Deportivo y Real Madrid respectivamente.

La temporada pasada en Segunda División, Sánchez Martínez arbitró un total de 24 encuentros, 1 de ellos de Copa del Rey, en los que hubo 12 victorias locales, 6 empates y 6 triunfos visitantes. Al Sporting de Gijón le arbitró en dos ocasiones, y las dos con victoria rojiblanca (0-1 ante el Mallorca y 1-0 al Alavés).

Este ascenso histórico del árbitro lorquino permite a la Región de Murcia contar con un colegiado en la Primera División del fútbol español 11 años después. Tristante Oliva fue el último árbitro murciano que militó en Primera División. Lo hizo en la temporada 2003-04 arbitrando un total de dieciséis partidos. En total han sido ocho los murcianos que han pitado en Primera División.

Sánchez Martínez
Sánchez Martínez, en el centro (imagen de archivo)

La meteórica carrera de Sánchez Martínez le ha llevado a lograr el sueño de pitar en la Liga BBVA tras cuatro temporadas en Segunda División (ascendió llevando tan sólo una en Segunda B). Salvo Segunda y Tercera División, en las que permaneció cuatro y cinco años respetivamente, en todas las demás salió a temporada por categoría desde que comenzó su trayectoria en Primera Regional.

Sánchez Martínez es un colegiado apreciado dentro del estamento arbitral, conocido por su tranquilidad y rigor, y con proyección para dar el salto a competiciones europeas en un futuro no muy lejano. Pero la polémica viaja con él. En la temporada 2013/2014, en el partido clave por el ascenso a Primera entre Las Palmas y el Córdoba, tuvo que parar el partido por una invasión de campo de los aficionados locales, que creían que había pitado el final del choque y que ya tenían el ascenso. En la reanudación, el Córdoba marcó en la última jugada del partido y ascendió a Primera.

El suceso se repitió en la pasada campaña, cuando el Girona tenía el ascenso en la mano ante el Lugo, pero los gallegos empataron en el minuto 91. El Girona logró adelantarse de nuevo en el 93 y Sánchez Martínez anuló el tanto por fuera de juego, momento en que se enfureció la grada, que llegó a dar un botellazo a uno de sus auxiliares. El árbitro lorquino suspendió el choque y lo reanudó cuando las cosas se calmaron para jugar los últimos 40 segundos, que acabaron con el empate y los gerundenses envueltos en un mar de lágrimas por un ascenso que al final fue para el Sporting de Gijón. Tanto en Las Palmas como en Gerona, se pudo comprobar por televisión que en las jugadas que propiciaron los incidentes sus decisiones fueron ajustadas al reglamento. Y es que si de algo ha hecho gala José María Sánchez Martínez es una seguridad que le hace no arrugarse en los momentos decisivos de los partidos. No le vendrá nada mal cuando los que le protesten sean Cristiano Ronaldo, Leo Messi, Jackson Martínez, Álvaro Negredo y compañía.

SanchezMartinez1
Informa: José David Millán

Comentarios

Enviar comentario

Deja un comentario

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies