¿Fracaso del fútbol murciano o falta de nivel?

Juan Carlos Cuadrado.- ¿Por qué el fútbol murciano no tiene ningún equipo en 1ª ni en 2ª División (masculino) con una cierta estabilidad? Esa es la pregunta tras la nefasta campaña para los equipos de la Región, después del descenso del Lorca FC del fútbol profesional, y los no ascensos de Murcia y Cartagena a 2ª, ni de ninguno de los cuatro aspirantes a 2ªB, unido al descenso del Lorca Deportiva a Tercera. Partiendo de que la Federación Murciana informa que en los últimos años las licencias federativas en el fútbol se han disparado hasta alcanzar más de 45.000, ¿por qué no  hay ningún equipo murciano en el fútbol profesional? Una buena pregunta pero…….. sin respuesta.

El Real Murcia lleva varios años estancado en Segunda División B tras su descenso administrativo, incrementando temporada tras temporada su deuda con Hacienda y Seguridad Social, y cada año haciendo un nuevo proyecto con jugadores, entrenador nuevos. Además, con una crisis institucional tremenda, en la que nadie sabe quién es el dueño ni quién pone el dinero, creando una incertidumbre total en los aficionados, las instituciones, etc. Una entidad histórica con unas instalaciones deportivas de primer nivel, pero que por desgracia no es capaz de hacer un proyecto a largo plazo, sino que la inmediatez les “come”, temporada tras temporada. Ha logrado pagar lo que debía a los jugadores y ahora a seguir “in crescendo” la deuda económica.

Por otra parte, el Ucam Murcia, un equipo que tiene detrás una gran institución como la Universidad Católica San Antonio de Murcia, y que tras saborear las mieles de la categoría de plata y descender a 2ª B, este curso no ha sido capaz ni de jugar los playoff de ascenso, en un club que económicamente sí que esta saneado, pero que en lo deportivo le falta algo, porque firma varios jugadores de un equipo de 2ªA en mercado de invierno haciendo una inversión fuerte y no consigue  estar entre los 4 primeros del grupo IV de la 2ª B. Su director deportivo es el lorquino Pedro Reverte, que ha renovado al técnico Pedro Munitis para la próxima campaña.

En Lorca hay un caso un tanto peculiar. Una ciudad con cerca de 90.000 habitantes y que tiene 2 equipos. Uno el CF Lorca Deportiva, que acaba de descender a 3ª División tras una temporada convulsa con cambios de jugadores en el mercado de invierno, con una planificación nefasta y ya con problemas arrastrados de la temporada anterior como el cambio de dueños a mitad de temporada, el cambio de entrenador cuando era líder del grupo XIII (aunque tras despedirle entonces, ahora han vuelto a contratar a Sergio Sánchez), y además con una masa social muy baja. Y esto ¿por qué? Pues porque hay otro club, el Lorca FC,  que acaba de descender de la Liga 123 donde llegó a contar con alrededor de 5000 socios, pero en la que sólo ha conseguido estar un año, tras una grave crisis institucional en la que el máximo accionista; Xu Genbao, que compró el club hace tan sólo 2 años, tras conseguir el ascenso a Segunda no aparece en toda la temporada. Para más inri, no se sabe quién hace los fichajes ni cómo, y además este club también arrastra problemas de la temporada anterior como empezar la 16-17 jugando y entrenando en Pinatar Arena, porque no hay instalaciones en la ciudad. Esta campaña el club tuvo que hacerse cargo del mantenimiento del Artés Carrasco y del campo Jose Miñarro para poder entrenar y jugar en Lorca. Un equipo que venía de ser La Hoya Lorca CF, tras pasar por todas las categorías del fútbol regional, y que tras llegar a 2ªB y mantener la categoría, fue vendido al empresario chino Genbao. Por todas estas circunstancias creo que no pueden haber 2 clubes en la ciudad de Lorca en estas categorías semiprofesionales, pero “this is Lorca“.

 

El Cartagena es otro caso para analizar. Un club que hace demasiados años que no juega en 2ª División, y que ha cambiado de propietarios varias veces, hasta que Paco Belmonte se hizo cargo del club. Hay que decir que en el aspecto económico ha saneado la entidad, pero no lo ha mejorado en el aspecto deportivo, por lo que algo no se ha hecho bien tras varios años jugando playoff y no lograr dar el salto al fútbol profesional. Para complicar más las cosas, esta semana salieron a la palestra los rumores de posible compra de jugadores rivales o entrenadores por parte del Cartagena, que no benefician al club albinegro.

El Jumilla es otro equipo que lleva varias temporadas en la Segunda División B, pero siempre pasando penurias para poder mantener la categoría, siendo la zona del Altiplano murciano una zona de tradición futbolera con  clubes históricos como Yeclano, Caravaca, Jumilla, etc. que han estado en categorías importantes. También este club fue comprado por capital extranjero, con lo que ello conlleva.

Qué decir del grupo XII de la 3ª División donde hay equipos históricos que en otras épocas eran clubes de 2ª B y que  llevan varios años compitiendo en los playoff sin conseguir el ascenso, como por ejemplo Yeclano, Águilas o Mar Menor; equipos que cuando compiten por ascender contra otros equipos de su misma categoría fuera de la Región de Murcia, caen eliminados en las primeras rondas. Por tanto, o algo no se está haciendo bien o  la Región de Murcia no tiene el nivel futbolístico que algunos creemos.

En lo que respecta al fútbol femenino tampoco está la cosa para tirar cohetes, tras contar la pasada temporada con cuatro equipos en 2ª Nacional, pero descender dos de ellos a Autonómica: Murcia y Minerva. El Lorca Féminas se salvó en los últimos instantes de la última jornada, mientras el Alhama acabó en los primeros puestos y fue el punto salvable de la campaña. Asciende el Ciudad de Murcia pero ya se está desmantelando, por lo que se prevé que pase muchos apuros en la categoría de plata.

Foto: El Periódico de Yecla

Mi opinión es que no hay una base establecida ni desde la Federación murciana, que cada vez tiene más licencias de futbolistas, de entrenadores, y más competiciones, pero esto que tendría que suponer una mayor competencia y un mayor nivel del fútbol murciano. Algo que no se ve reflejado en los equipos, sobre todo en los de categoría senior, ya que al final los clubes de 3ª División se cambian los jugadores como cromos de fútbol temporada tras temporada, y no hay en los clubes un proyecto deportivo, económico e institucional a medio o largo plazo donde se pueda conseguir que chavales que terminan en el fútbol base jueguen en ese equipo junto con una plantilla estable durante algunas temporadas. Por contra, la tónica es montar un equipo de Tercera donde se hace filial a un equipo base porque me lo impone la norma y listo, o traigo 10 jugadores y a jugar. Además, desde la Federación se debería incentivar a los clubes en el sentido de potenciar a los jugadores sub-23 y ayudar más a los clubes de la Región de Murcia porque al final la Federación son los clubes murcianos.

Comentarios

Enviar comentario

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies