Un sueño truncado

Javi Chuecos.- La primera vez que un niño se calza unas botas su sueño es llegar a ser futbolista de Primera División y jugar en estadios repletos ante decenas de miles de espectadores que lo jaleen y celebren sus goles. En el caso de Lorca este hecho no se produce desde hace tres décadas, cuando Juan Martínez Martínez; “Casuco” colgó las botas tras varias campañas exitosas como jugador y capitán del Real Zaragoza, en las que llegó a ganar una Copa del Rey.

Trobiani y Casuco, con el Real Zaragoza

En todo este tiempo ningún futbolista lorquino ha sido capaz de jugar en la primera categoría del fútbol nacional. El que más se acercó fue Paco Jurado, que militó varias temporadas en el Toledo y el Sporting de Gijón en Segunda A y formó parte de la mítica plantilla del Lorca Deportiva de Emery en la 2005-2006, sin apenas minutos ni protagonismo ya en el ocaso de su carrera. También está Jero Miñarro, que llegó a jugar en el Rayo Vallecano en Segunda División y a ser internacional de la selección española en categorías inferiores. Esta temporada Juan Hernández ha llegado a debutar en el Cádiz pero una grave lesión le va a hacer perderse gran parte de lo que resta temporada.

El caso es que por un motivo u otro Lorca no ha conseguido colocar a ningún futbolista en la élite del fútbol nacional, y me resisto a pensar que sea por la falta de calidad o talento. En todo este tiempo han existido infraestructuras de club lo suficientemente competitivas en el fútbol base lorquino, que han tenido centenares de niños en formación en sus canteras, pero ni un solo futbolista ha llegado a lo más alto.

Si nos comparamos con localidades de nuestro entorno, la situación es dantesca. Actualmente Mula tiene a Javi García y Pedro León en clubes de Primera, en su día Bullas tuvo a Juan Valera, Caravaca a Mista, Cartagena a Juanmi, Torre Pachecho tiene a Adrián Marín, Murcia tiene a Portu o Andrés Fernández, por poner sólo algunos ejemplos.

¿De verdad no ha salido ningún futbolista con las suficientes cualidades técnicas como para llegar a la élite? Parece que algo se ha estado haciendo rematadamente mal en la gestión del fútbol base lorquino en todo este tiempo y ante los síntomas evidentes habrá que buscar un diagnóstico de la enfermedad y un tratamiento.

Uno de los principales males quizá sea la ausencia de un primer equipo estable y consolidado. En estos años han existido una infinidad de clubes lorquinos que se han fundado y luego desaparecido y los niños no han tenido un referente claro para dar el salto al fútbol profesional como canteranos, que les sirviera como trampolín a un club de la máxima categoría.

¿Quiénes son los culpables? ¿Cuál es la solución? ¿Qué se puede hacer por mejorar? Que cada cual saque sus propias conclusiones y realice las propuestas que sean necesarias, pero el caso es que Lorca merece tener a jugadores en Primera División después de tanto tiempo.

Comentarios

Enviar comentario

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies