Úrsula Ruiz: ” Voy entrenamiento a entrenamiento y escuchando a mi cuerpo, que es el más sabio”

En LorcaTodoDeporte.es hemos tenido la oportunidad de hablar con la diez veces campeona de España de lanzamiento de peso y actual recordwoman nacional de dicha prueba, Úrsula Ruiz. La atleta lorquina se ha ofrecido a hablar en esta entrevista temas sobre la presente temporada, lo que puede pasar en los siguientes años, además de lo que se refiere a la rutina de entrenamiento. En esta entrevista demuestra ser una atleta interesante y su veteranía y ser una persona reflexiva. Úrsula Ruiz además de ser una de las atletas más reconocidas en el panorama del atletismo nacional, es un emblema deportivo para la ciudad de Lorca. De hecho, recientemente la pista de atletismo de La Torrecilla, donde entrenan varios atletas de todas las edades y ella también, ha pasado a llevar su nombre.

P: Hablando de comienzos en tu vida deportiva. ¿Ha habido antes del atletismo algún deporte o te has sentido atraída por alguno en especial?

U.R: Yo tuve mucha suerte de estudiar en el colegio público de la Torrecilla, por aquel entonces nosotros hacíamos toda la práctica deportiva en el polideportivo, y por ello tuve un contacto tan cercano con el atletismo, pero practicábamos todo tipo de deportes: fútbol sala, futbol 11, frontón, hacíamos rutas por el circuito. Recuerdo haber practicado un poquito de balonmano, de hecho, fui a hacer algún entrenamiento con el Eliocroca, incluso, luego en mi carrera en el INEF, hice maestría de balonmano, aunque no continúe, pero hice 3 años de balonmano, y si hubiera pedido el título lo tendría. Me ha gustado siempre, aunque hace mucho tiempo que no practico. Además también compaginé durante la universidad el judo, y soy cinturón negro. Lo tengo un poco abandonado porque para practicar necesitas hacerlo con gente y porque me lesionaba mucho, debido a que se sumaba toda mi carga de entrenamiento. De hecho, siempre he dicho muchas veces que algún día cuando sea mamá, me gustaría que mis hijos practicasen judo desde pequeños porque me gustan los valores, la forma de trabajar y que se desarrolla psicológicamente tanto como psicomotrizmente. Hay un deporte que quiero practicar cuando me retire, que es el remo,  porque me gusta todo lo relacionado con los deportes acuáticos, y creo que se me daría bien ya que parto con ventaja por mi forma física aunque tendría que entrenar un poco el cardio, porque trabajo a nivel cardiovascular pero el fondo no lo trabajo, y es una cosa que se puede trabajar y mejorar rápidamente.

P: Haciendo balance de la presente temporada. ¿Cómo la valoras y qué conclusiones has sacado de ella?

U.R: En esta temporada 2017/2018 he sacado varias conclusiones, aunque suene tópico. Yo soy de esas personas que dice que cada día, se aprende algo, y esta temporada he aprendido cosas, ha sido una temporada difícil en la que los resultados no han acompañado al trabajo o la forma física que había detrás. En esta temporada había mejorado mis parámetros de fuerza, salto y de velocidad, que han ido equiparados a los del año anterior cuando hice el récord de España, eso hizo augurar desde el principio que podría ser una temporada cerca de 18 metros y ha sido una temporada muy lejos de 18 metros, y sólo he estado una vez sobre esa marca, que fue durante el Europeo de Berlín. Las conclusiones que puedo sacar de esta temporada son que mi deporte y especialidad son muy difíciles para entrenar en la distancia, también que mi entrenador estando en León y yo estando en Lorca nos hemos visto cinco sesiones técnicas en toda la temporada, tres de ellas cuando estuve en León y dos de ellas previas al Campeonato de España de Pista Cubierta, sólo con una sesión técnica conseguía grandes cosas, pero luego durante dos o tres meses no nos veíamos y eso se nota. Por otro lado, este año no continuaré con Manolo Martínez, simplemente por la evidencia de que no se puede entrenar a distancia, voy a continuar como hasta ahora llevando todos mis planes de entrenamiento, y a nivel técnico intentaré ir a Málaga, donde está Tomás Fernández, entrenador de Borja Vivas, para que me supervise, sobretodo en el periodo de competición, ya lo hice así antes del Europeo de Berlín y me funcionó, de hecho, Manolo apoya perfectamente esta decisión porque es en es mi beneficio. Ir a Málaga son menos de 3 horas, e ir a León me suponía casi ocho horas. Esa es una de las conclusiones que he aprendido, se puede trabajar mucho pero se necesita ese punto de ayuda, sobretodo, si se trata de un entrenador experimentado que sepa acoplarse a la técnica personal, puesto que con mi edad ya no es cuestión de aprender sino sacar partido de lo que ya tengo.

P: A un puesto de la clasificación de la final en Berlín, y a pesar de ello haces mejor marca del año. ¿Se puede estar satisfecha sabiendo que has dado lo mejor de ti en la competición más importante del año?

U.R: La respuesta es fácil. No estoy contenta ni satisfecha del todo, y la explicación es por lo que he dicho anteriormente, hice mi mejor competición del año a raíz de haber realizado cuatro sesiones en Málaga con Tomás Fernández. Por un lado, pude ser ‘’atleta’’, y me refiero con esto a que yo normalmente soy ‘’mi atleta’’ y a la vez ‘’mi entrenadora’’,  y eso hace que sea muy agotador. El hecho de que un entrenador te ayude desde fuera hace que seas ”atleta” y busques tus propias sensaciones, porque  cada día que lanzo me centro en mis sensaciones y correcciones, por lo tanto, hay un momento que psicológicamente es muy cansado y entras en bloqueos, y te paras a pensar en la forma de  superar problemas. Es verdad que estoy contenta de haber hecho mi mejor marca en Berlín, pero a la vez creo que podría haberlo hecho mucho mejor hecho, en el caso de haber tenido un poco más de tiempo y de maniobra. De todas formas hacer mi mejor marca del año en las condiciones que supone una calificación por la mañana es complicado. Me hubiera gustado el premio de estar en la final porque como vengo diciendo lo peleé bastante y no salió. Este año vamos a seguir entrenando duro para intentar mejorar los parámetros con los que comencé el año pasado, e intentar estar en la final del Europeo de Pista Cubierta aunque sea bastante difícil porque se está lanzando bastante en Europa y sólo pasan ocho atletas a la final.

P: 2019, año preolímpico a Tokio 2020. ¿Cuál es la importancia para un atleta dicho año, dentro del ciclo olímpico?

U.R: Todos los años son muy importantes, ya sea en trabajo físico o para empezar a enfocar la preparación para clasificarse. Ya se podría empezar a clasificar a partir de la temporada de aire libre para Tokio 2020, ya que ahora ha cambiado el sistema de calificación aunque no estoy segura si se va a poder, Y ya no va a valer con una sola marca si no que va a haber que realizar importantes resultados en competiciones internacionales, entonces ha cambiado todo, y en el trabajo físico y en la preparación hay que sumar el aumento de volumen, además es un año complicado ya que el Campeonato del Mundo de Doha se realiza en octubre. De hecho, según como vaya la temporada me plantearé si preparar o no Doha. Evidentemente si es algo que lo puedo preparar dentro de mis posibilidades sí, pero si es un objetivo que se me plantea lejos de mis posibilidades no lo prepararé, por lo que llevaría una temporada normal y así descansar por si decido trabajar para Tokio 2020. Todo esto hablando en la suposición de que sea así porque como vengo diciendo voy entrenamiento a entrenamiento y escuchando a mi cuerpo, que es el más sabio.

P: Antes entrenando en León y ahora en Lorca. ¿Por qué regresaste para entrenar en tu ciudad natal?

U.R: La respuesta es sencilla. Tras estar 15 años en León, regreso a Lorca por motivos personales y porque quiero estar con mi familia, ya que nació mi sobrino y quiero ser y estoy siendo partícipe de su formación y educación desde los primeros días que nació, es algo que no me quería perder. Disfruté mucho durante mi estancia en León y aprendí muchas cosas tanto como atleta, como entrenadora o profesora de Educación Física. Siempre he dicho que tenía mucha ilusión de terminar mi etapa deportiva donde la empecé, en Lorca, y aquí he encontrado muchas más facilidades de las que pensaba en un principio, y ello me está llevando a hacer entrenamientos con calidad, incluso vienen compañeros de León y otros lugares a concentrarse aquí. La pista es inmejorable y el centro de vóley playa donde realizo el trabajo de fuerza se acopla perfectamente a mis necesidades.

P: En el lanzamiento de peso. ¿ Qué es más importante la técnica o la fuerza?

U.R: Ambas son muy importantes, la fuerza sin la  técnica puede llevar a la ausencia de resultados, o a la vez puede que con menos fuerza y con una buena técnica haya buenos resultados. La idea es que las dos sean bien trabajadas, la fuerza y la técnica se acoplen bien entre sí, es decir, que el trabajo de fuerza esté enfocado a mejorar la técnica: a moverte menos, que el artefacto te pese menos, haya mayor ángulo, mayor conmoción muscular. Son dos aspectos que van de la mano, y una sin la otra no pueden estar, al menos si hablamos de rendimiento.

P: ¿Eres una atleta que se pone presión en los entrenamientos?

U.R: No presión, no. Una de las cosas que me caracterizan y que me han hecho conseguir resultados, y que me hacen con 35 años estar con la ilusión de una de atleta 20 años, es que disfruto de entrenar, tengo una gran motivación intrínseca y me motivo a mí misma, sé que para conseguir buenos resultados hay que entrenar bien, no es presión, son ganas de mejorar y motivación.

P: A cierto nivel, ¿los estudios son una vía para evadirse del entrenamiento y competición?

U.R: Los estudios siempre me han ayudado, de hecho, tengo dos carreras universitarias, y estoy acabando mi segundo máster, además de Escuela de Idiomas, etc… Es una forma de distraerme, a veces he tenido que estudiar mucho y ello me ha provocado agobios pero eso le pasa a todos los deportistas que son estudiantes o quien no son deportistas, ya que se juntan muchas fechas, pero siempre estudiar ha sido una vía para distraerme y pensar en otras cosas, además está visto y comprobado que un atleta que está solamente pensando en el entrenamiento, llega a los entrenamientos agotado. Por eso es importante hacer otras actividades, para llegar al entrenamiento con frescura.

P: Después de los Juegos Olímpicos de Tokio 2020. ¿Qué proyectas?

U.R: Primero vamos a pasar 2019, y después pensaremos en 2020. No puedo contestar con certeza que pasará después de Tokio 2020, sino que uno de mis planes de futuro es ser mamá, lo demás se irá viendo y el futuro laboral seguirá definiendo. Quiero seguir vinculada al atletismo siendo entrenadora y como objetivo a largo plazo me gustaría ser olímpica como entrenadora con alguno de mis atletas. No te puedo decir lo que va a pasar después de Tokio 2020, como vengo diciendo no puedo decir que sea mi objetivo, va a depender de cómo vaya esta temporada.

P: Y para terminar. ¿Un hobbie aparte del atletismo?

U.R: No diría que tengo un hobbie en concreto, sí que me gusta mucho el cine y consumo muchas películas y series. Me gusta bastante pasar tiempo con mi sobrino de 2 años y 4 meses, y todo lo que pueda surgir alrededor de un niño de esa edad, desde ir al parque hasta ensuciarnos, ahora también le estoy enseñando a cocinar. Además me gusta pasar el tiempo con amigos que me conozcan bien y que podamos hablar de todo, que haya risas y bromas, eso me llena de vitalidad. Ir a la playa con mi sobrino o sola, y me paso las horas pensando y mirando al horizonte.

Comentarios

Enviar comentario

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies